Revista Literaria Periódico Cultural

Diciembre, 2010

30.12.2010 GMT

Chile Marítza Álvares /Equilíbrate sobre tu propio pie

Equilíbrate sobre tu propio pie...

No uses bastones

No pidas ayuda!

No pongas la confianza en los otros

No busques deidades extrañas

No sueñes!

Malmandado, medio maltrecho y derruido

sobrevives a los consejos...



En: No Categorizado
Permaenlace: Chile Marítza Álvares /Equilíbrate sobre tu propio...
Comentarios: 1
Leído 1830 veces.



30.12.2010 GMT

Argentina Rolando Revagliatti..Happy Chistmas

Me atenaza aquello

con lo que no cumplo

al sentirme feliz

Me recriminan los vahos desasosegantes

-después que sucede-

e interrumpen

Creen que les pertenezco:

en mí, creen que les pertenezco:

creo que les pertenezco:

los creo para pertenecerles

aun cuando mofándome

"¡Feliz Crispación!"

en castellano o en inglés

les grito.



En: No Categorizado
Permaenlace: Argentina Rolando Revagliatti..Happy Chistmas
Comentarios: 0
Leído 1372 veces.



23.12.2010 GMT

momentos Noelya Becerra


Momentos que vienen,
momentos que van,
con ellos los sueños desvanecidos,
llevandose làgrimas de dolor estàn.....
y dejando las manos vacias y decepcionadas,
cual una inmensa tristeza, que sombrìa esta,
apreto los dientes, que crujen al viento,
como la sangre a travez de mis dedos,
y comienza a dar vueltas,
la rueda de la vida,
y con ella se inmerge la desgracia.
... Ver más
Vida mìa, vida tuya que dificìl aprendimos.....
Nuestros sueños, yacen al viento,
y recuerdos idos que no volveràn.....
Momentos que vienen,
momentos que van,
mirando al cielo, solo digo,
Dios quien soy? Por què a mì?
Pues sola seguirè. buscando la luz,
de esa estrella fugaz,
que alguna vez fue mìa.

Cuando estoy cansada y triste,
sueño contigo, con mis ojos cerrados,
en la oscuridad de la noche,
siento tu cuerpo, y tu estàs conmigo.

Dejando mis temores y miedos dicipen,
antes que salga el sol,
sin mostrar a nadie mis làgrimas, ni mi dolor,
que el tiempo se llevarà,
junto a los sueños
que no volveràn.....

Solo he de compartirte,
que con mis sueños,
se han ido mis ilusiones,
mi amor que solo, mi alma iluminada,
no ha de ser engañada,
esperando otro momento que viene y que va.....


Noe

del libro: SOL DE AMOR


En: No Categorizado
Permaenlace: momentos Noelya Becerra
Comentarios: 0
Leído 1372 veces.



21.12.2010 GMT

La Ñ.......................



(por María Elena Walsh)


La culpa es de los gnomos, que nunca quisieron ser ñomos...
Culpa tienen la nieve, la niebla, los nietos, los atenienses, el
unicornio... Todos evasores de la eñe...
Señoras, señores, compañeros, ¡amados niños!... ¡No nos dejemos arrebatar
la eñe!...
Ya nos han birlado los signos de apertura de interrogación y admiración...
Ya nos redujeron hasta el apócope... Ya nos han traducido el pochoclo (pop
corn)...
Y como éramos pocos, la abuelita informática, ha parido un monstruoso # en
lugar de la eñe, con su gracioso peluquín.
Quieren decirme, ¿qué haremos con nuestros sueños?...
Entre la fauna en peligro de extinción, ¿figuran los ñandúes y los
ñacurutuces?...
En los pagos de Añatuya, ¿como cantarán Añoranzas?... ¿A qué pobre barrigón
fajaremos al ñudo?...

¿Qué será del Año Nuevo... El tiempo de ñaupa... Aquel tapado de armiño, y
La ñata contra el vidrio?... ¿Y cómo graficaremos la más dulce consonante de
la lengua guaraní?...
*'La ortografía también es gente'*, escribió Fernando Pessoa... Y, como la
gente, sufre variadas discriminaciones...

Hay signos y signos, unos blancos, altos y de ojos azules, como la W o la
K...

Otros, pobres morochos de Hispanoamérica, como la letrita segunda; la eñe,
jamás considerada por los monóculos británicos, que está en peligro de pasar
al bando de los desocupados, después de rendir tantos servicios y no ser
precisamente una letra ñoqui...
A barrerla, a borrarla, a sustituirla, dicen los perezosos manipuladores de
las maquinitas, sólo porque la *ñ *da un poco de trabajo... Pereza
ideológica, hubiéramos dicho en la década del setenta...

Una letra española es un defecto más de los hispanos, esa raza impura
formateada y escaneada, también por pereza y comodidad...

Nada de hondureños, salvadoreños, caribeños, panameños... ¡Impronunciables
nativos!... Sigamos siendo dueños de algo que nos pertenece, esa *letra con
caperuza*, algo muy pequeño, pero menos ñoño de lo que parece...

Algo importante, algo gente, algo alma y lengua, algo no descartable, algo
propio y compartido, porque así se nos canta...

No faltará quien ofrezca soluciones absurdas: escribir con nuestro
inolvidable César Bruto, compinche del maestro Oski.
Ninios, suenios, otonio... Fantasía inexplicable que ya fue y preferimos no
reanudar, salvo que la Madre Patria retroceda, y vuelva a llamarse
Hispania...

La supervivencia de esta letra nos atañe, sin distinción de sexos, credos ni
programas de software...

Luchemos para no añadir más leña a la hoguera, donde se debate nuestro
discriminado signo... Letra es sinónimo de carácter...

¡Avisémoslo al mundo entero por Internet!...



En: No Categorizado
Permaenlace: La Ñ.......................
Comentarios: 0
Leído 1083 veces.



21.12.2010 GMT

de Salvador Dalí



En: No Categorizado
Permaenlace: de Salvador Dalí
Comentarios: 0
Leído 983 veces.



21.12.2010 GMT

El sonido y la furia

EL SONIDO Y LA FURIA

Cuando en 1994 el Premio Nobel recayó sobre el japonés Kenzaburo Oé, la sorpresa no sólo fue en Europa o América, sino también en Japón. Sin embargo, Oé ya ostentaba una obra considerable y, sobre todo, un mundo cultural y existencial complejo como para justificar cualquier galardón. Alberto Silva, crítico y traductor especializado en literatura japonesa, propone aquí introducir al lector en el universo de Oé, signado tanto por algunos hitos literarios como Dostoievski, Sartre o Mark Twain, como por la enfermedad de su hijo Hikari. Un universo, el de Oé, áspero y denso, marcado por la rabia, la furia y también por una enorme capacidad de transformar el odio y el resentimiento en una reconciliación con la humanidad y la naturaleza

Alberto Silva

Página 12....



En: No Categorizado
Permaenlace: El sonido y la furia
Comentarios: 0
Leído 835 veces.



21.12.2010 GMT

a quien pueda interesar

El...

... 24 de diciembre de 1881 nace Juan Ramón Jiménez .

... 26 de diciembre de 1989 muere Samuel Beckett, poeta, novelista y destacado dramaturgo del teatro del absurdo. De origen irlandés, en 1969 fue galardonado con el Premio Nobel.

... 29 de diciembre de 1926 muere en Suiza el poeta Rainer Maria Rilke .

... 28 de diciembre de 1932 nace Manuel Puig, escritor argentino, gran innovador de la narrativa de ese país. Entre sus obras, se destacan La traición de Rita Hayworth, Boquitas pintadas, El beso de la mujer araña y Pubis Angelical .

... 30 de diciembre de 1936 muere el filósofo y escritor español Miguel de Unamuno .

... 31 de diciembre de 1878 nace el escritor uruguayo Horacio Quiroga , cuentista y poeta modernista. Influenciado por Edgar Allan Poe , Chéjov y Guy de Maupassant , escribió relatos de terror y locura (en la mayoría de los casos, con una intimidante presencia de la naturaleza), como se puede leer en Cuentos de la selva (1918), Anaconda (1921) y Los desterrados (1925).

... de enero de 1918 nace J. D. Salinger, cuyo libro más famoso es El guardián entre el centeno (también traducido como El cazador oculto ).

... 2 de enero de 1865 nace Rudyard Kipling , novelista y poeta inglés. Nació en Bombay (1865-1936) y fue autor de relatos de ambientación asiática ( El libro de la jungla, Kim ).

... 3 de enero de 1951 nace Rosa Montero, escritora y periodista española.

... 7 de enero de 1986 muere Juan Rulfo, escritor mexicano.

... 9 de enero de 1908 nace Simone de Beauvoir, escritora francesa. Pareja de Jean Paul Sartre (juntos fundaron la revista Les Temps Modernes ), su pensamiento también puede encuadrarse dentro del existencialismo. Se la considera, además, un pilar fundamental del feminismo moderno, con obras como El segundo sexo . Murió el 14 de abril de 1986.

De ella transcribimos reflexiones representativas de su aporte al pensamiento.

En relación con el género:

"No se nace mujer: se llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino."

"El hombre no es ni una piedra ni una planta, y no puede justificarse a sí mismo por su mera presencia en el mundo. El hombre es hombre solo por su negación a permanecer pasivo, por el impulso que lo proyecta desde el presente hacia el futuro y lo dirige hacía cosas con el propósito de dominarlas y darles forma. Para el hombre, existir significa remodelar la existencia. Vivir es la voluntad de vivir."

"El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres."

"En sí, la homosexualidad está tan limitada como la heterosexualidad: lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación."

Sobre la vida humana:

"Encanto es lo que tienen algunos hasta que empiezan a creérselo."

"Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios."

"Las arrugas de la piel son ese algo indescriptible que procede del alma."

"Las personas felices no tienen historia."

"¿Qué es un adulto? Un niño inflado por la edad."

Reflexiones varias:

"Lo más escandaloso que tiene el escándalo es que uno se acostumbra."

"Es lícito violar una cultura, pero a condición de hacerle un hijo."

"La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad."

... 14 de enero de 1896 nace John Dos Passos, novelista estadounidense.

... 18 de enero de 1867 nace Rubén Darío , poeta y escritor nicaragüense. Desempeñó corresponsalías de diarios y empleos diplomáticos en El Salvador, Chile, Argentina, España, Estados Unidos y Francia. Entre sus obras se destacan Abrojos, Cantos de vida y esperanza y Canto a la Argentina . Es considerado como la figura más representativa del modernismo. Su obra se caracterizó por la renovación del lenguaje poético, por las innovaciones temáticas, el esteticismo y el exotismo.

También nació este día (pero en 1911) otro gran latinoamericano, el escritor peruano José María Arguedas, autor de Ríos profundos, Todas las Sangres, Yawar Fiesta, así como de cuentos, ensayos y de una vasta obra antropológico.

... 19 de enero de 1809 nace el escritor norteamericano Edgar Allan Poe , quien aplicó sistemáticamente en sus cuentos una técnica de la sensación llevada hasta los límites de lo morboso. Entre sus obras están El cuervo (1845) y Narraciones extraordinarias (1840).


En: No Categorizado
Permaenlace: a quien pueda interesar
Comentarios: 0
Leído 756 veces.



20.12.2010 GMT

solidaridad con rojas guardia

Armando Rojas Guardia, una de las voces fundamentales de la poesía venezolana contemporánea, requiere de una mano solidaria que, aunque él no la solicita, debido a su condición humilde, sus amigos, alumnos y admiradores lo han asumido como una tarea propia.

De allí que se haya decidido respaldar la condición financiera del poeta para que no pierda el espacio donde actualmente reside y dicta sus talleres y así, pueda continuar la labor que viene desempeñando.

En este sentido se ha organizado el Sorteo Solidario de Arte: Homenaje a Armando Rojas Guardia, con la venta de las obras donadas por artistas y amigos para la Subasta de Obras Arte, celebrada el 29 de noviembre de 2009. (.http://sorteorojasguardia.blogspot.com) e incluidas en el Catalogo de la Colección de la Subasta.

El Sorteo incluye siete (7) obras de arte de los siguientes creadores: Julio Pacheco Rivas (Las Amorosas II. Serie de IV, (2008), Jesús Matheus (De la serie "Plazas". Díptico, 2007), Pedro Fermín, (Dos segmentos curvos 152004. Serie Continuo Inmanente, 2004), Adonay Duque (Sin título,1998), Teresa Casanova (Sin título,2001, Eugenio Opitz (Mar Caribe, 2004) y Rui Quimio (Human Figures II, 2001), y en su conjunto alcanzan un valor estimado de veinticuatro mil bolívares fuertes (Bs. F 24.000). (http://sorteorojasguardia.blogspot.com).

El valor de cada tickets es de BsF 150 ¿Te seria factible comprar un tickets?

La compra se puede realizar vía Internet. Puedes depositar o transferir al Banco Mercantil y te envío en boleto una vez confirmado el deposito vía correo electrónico. En caso de estar interesada remite tu solicitud, el número de cedula de identidad, dirección y el teléfono celular o no movil. ¿Te seria factible comprar un tickets? La compra se puede realizar vía Internet

Depositar o transferir a la cuenta bancaria de Luisa Elena Calcaño Gil, CI 2.938.368, Banco Mercantil. Cuenta de Ahorros Nº 01050079600079333184 (Responsable del Sorteo) y notificar al correo-e: lhcalcano@hotmail.com monto, fecha y número del depósito bancario e identificador del comprador del tickets. Teléfonos de contacto: (0212) 243 17 42 / 0416 802 28 35

El Sorteo se realizará en un acto público en el Restaurante La Guayaba Verde, el día 15 de diciembre de 2010, 7 pm. Dirección: Av. Rómulo Gallegos, Edif. Pascal, Torre B, Local 2-b, Santa Eduvigis (frente a la Torre KLM y a 50 metros de la estación de Metro Parque Miranda). Solo participaran los boletos donde e haya confirmado su cancelación

En nombre de Armando Rojas Guardia se agradece el gesto de solidaridad.

Atentamente

Luisa Helena Calcaño Gil
Teléfonos: 243 17 42 y 0416 809 28 35

tal cual digital....



En: No Categorizado
Permaenlace: solidaridad con rojas guardia
Comentarios: 0
Leído 1025 veces.



20.12.2010 GMT

Revue d`art et de litterature, musique / Patrick Cintas

Revue d'art et de litterature, musique

Si cette lettre n'apparaît correctement, lisez-la ici.

Le Chasseur abstrait éditeur

& la RAL,M - Revue d'Art et de littérature, musique

vous envoient leurs v œ ux ici :

www.lechasseurabstrait.com

JPEG - 14.7 ko



En: No Categorizado
Permaenlace: Revue d`art et de litterature, musique / Patrick Cintas
Comentarios: 0
Leído 1516 veces.



19.12.2010 GMT

error con horror se paga

Llegó en forma imprevista, totalmente desnudo, violando elementales normas éticas del comportamiento social.

Interceptado por los rectores de la moral y buena convivencia orgánica de la sociedad, es severamente interpelado:

- ¿Quién es usted? - Yo.

- ¿Su nombre? - No tengo.

- ¿Quiénes son sus padres? - … papá y mamá …

- ¿Sus nombres? - No me lo dijeron.

- ¿De dónde viene? - Desconozco.

- ¿Con quien vino? - Solo.

- ¿Quién lo trajo? - Nadie.

- ¿A que vino? - A vivir.

- ¿Cómo subsistirá? - Alguien se ocupará de mí.

- ¿Quién es ese alguien? - Usted.

- BIEN. - dijo el interpelante - No sabes quién eres, no tienes nombre, desconoces de dónde vienes y el nombre de tus padres; llegas solo, nadie te trajo y solo has venido a vivir dependiendo tu existir de alguien que se ocupe de ti y ese alguien soy yo. Esa es una problemática un tanto difícil que, humanamente me compromete encontrar una solución inmediata. Estudiado el caso, no hay otra que asegurar tu pasaje de regreso, cuidando y protegiendo tu integridad dentro de una bolsa de nylon cerrada al vacío que permita un viaje cómodo, sin obstáculos. Con la mayor discreción, será colocado tu habitáculo dentro del contenedor de residuos más seguro y distante del lugar.

Una vez ejecutoriada la resolución, borrado todo vestigio de extraña presencia, el asunto vuelve a fojas cero, procediéndose al archivo definitivo del caso.

Tomás Ademar Hernández - Treinta y Tres - Uruguay

Revista Literaria "Parnaso" - Edición Nº 32 - Noviembre 2010.



En: No Categorizado
Permaenlace: error con horror se paga
Comentarios: 0
Leído 1040 veces.



18.12.2010 GMT

Jesus Sanchez/ grupo escursionista Caracas

LA AMISTAD, UN TEMA ELEGÍACO

La amistad es componente del amor sin duda alguna, por lo menos eso creo. Pienso en mis amigos y siento que su amistad forma parte del amor que mutuamente sentimos, aunque ese amor no se exprese con cánticos y fuegos artificiales. En ocasiones es simplemente una tenue luz asumida en nuestras manos para caminar, estar, para reconocer vías desconocidas y posiblemente peligrosas.

Esa amiga desconocida hurga en nuestro interior y nos impregna con su presencia, nos hace saber su constante física, nos colorea y obliga a sentirla, mirarla, y aceptarla en nosotros. No disimula ni transige, solo esta allí cuando la necesitamos y cuando no la necesitamos, ella es una presencia constante, inquieta, linda, definitiva, comprometida, con nosotros y con ella misma, ella es la amistad.

Pero no es sexo y no siempre exige nuestro compromiso. Ella ha gerenciado su propia existencia, su propio árbol de vida, su propio apego a nuestras vidas solitarias, a nuestras fuentes de amor.

Cuando veas a esa enigmática señora no le pidas que se vaya, dile que tu puerta esta abierta esperándola para alimentarla y seducirla con tu propia vida, con tu complejo entendimiento, con tu sabiduría y tu corazón pleno de seducción, porque ella es sensible al galanteo y la entrega, es susceptible de entregarse, de mirar con letras pequeñas; tan intensa es la urdimbre y apretada esta dentro de ella, solo para este ser que la descubre y la admira.

Sin admiración no hay amistad ni amor. Un ser generoso se siente pleno de ella, recorre cualquier recoveco buscándola, construye cualquier intriga exigiéndola, mece suavemente esa cuna de donde salen los sueños en una carrera infinita, teñida, en la nota profundamente conmovida, electrizante, curativa, enigmática.

Pero que me dices del sexto sentido. Que sucede cuando te hablo de amistad y recuerdo tus pasos decididos, tu rostro franco, joven, arrugado a veces, nada. No sucede nada. Por eso brevemente quiero hablarte de ella. De esa rica heredera de nuestros contubernios y complicidades de amor sencillo y sin violencia, sin objetivos, sin miedos, como fué su nacimiento.

La amistad nos sirve para deleitarnos en ella misma. Nos brinda refugio y acuerdos para nunca estar solos, para abrir sigilosamente cualquier regalo, no importa si envuelto con una simple hojita de papel, nos permite regalar una sonrisa pagada al portador, sin recargo por envíos y casi nunca se extravía en equipajes ajenos. Siempre y no se como lo hace, nos llena esa maleta antigua de esta vida que ha pasado con mis amigos y un poco de amor pasionario.

Y si me preguntas cuando la he tenido no deberé vacilar para decirte que ella me ha tenido. No se como hizo pero siempre estuvo a mi lado confortándome, haciéndome su amigo, fugándonos en breves pausas de tiempo cuadrado a veces y otros triángulos no siempre equiláteros, fueron paralelepípedos cuando así lo quisieron y yo aquí estoy mirando a través de esta neblina en mis ojos para preguntarte si pueden ser redondos o cuadrados, porque intuyo que tu sabiduría es inmensamente grande, y la mía es solo una línea de letras rompientes de mar, en silencio.

No es mas que una frase lírica, pero como llena nuestra algarabía humana, como suple una perdida, estruendosa en sus silencios y escandalosa en sus atardeceres, eso es la amistad y fíjate, estoy tratando de explicártelo, porque tengo miedo. Tengo miedo y necesito que seas mi amiga.

Envolveré una piedrita y la lanzare al cosmos. Cuando regreses con ella mis ríos se llenaran y mis océanos plenos estarán de tu órgano y color, y podré verte entonces y porque no, mirarte y sentirme feliz, un poco mas que siempre.

Y podre reir, reir, reir.

adios

Jesus Sanchez

Director de Excursiones



En: No Categorizado
Permaenlace: Jesus Sanchez/ grupo escursionista Caracas
Comentarios: 0
Leído 1747 veces.



18.12.2010 GMT

René Rodriguez Soriano/El Libro, ese singular universo

Ni el hombre de las cavernas con sus figuras cuneiformes, ni Manuelico con aquella inmensa voz que nos dibujaba el mundo a mitad del siglo pasado, visualizaron jamás un soporte virtual para sus imágenes y sus palabras.

Al cabo de cincuenta generaciones | (Tales abismos nos depara a todos el tiempo) |Vuelvo en la margen ulterior de un gran río |Que no alcanzaron los dragones del Viking, |A las ásperas y laboriosas palabras |Que, con una boca hecha polvo, |Usé en los días de Nortumbria y de Mercia, |Antes de ser Haslam o Borges. - Jorge Luis Borges

De vez en cuando vuelvo a las tandas de maní tostado y Manuelico; no había placebos ni en la radio ni en la televisión, él llenaba de historias y de asombro los umbrales del anochecer. Había fogata, té de jengibre, y eran hondas, remotas y sin protocolo las historias, ¡pero cuánto se gozaba a lomo de la alfombra mágica en la que nos montaba Manuelico: amo y señor de los artilugios para conjurar ese mundo maravilloso que al final de cada día esperábamos con gozosa ansiedad!

¿A dónde iban las palabras y de qué lugar regresaban cada noche? Manuelico volvía con más historias, y nosotros nos internábamos subyugados a los reinos del espanto y de los sueños. A la luz de la leña seca, crujiente y luminosa, la oralidad se apropiaba del instante y del espíritu de niños y mayores, y no había de otra que esperar el atardecer del nuevo día. Ni pensar en Gutemberg, en Borges o en la Biblioteca de Alejandría; Pedro Animal, Juan Bobo y el Sastrecillo Valiente mantenían a raya a Pedro el Cruel y todas sus malvadas huestes.

La memoria era el templo donde oficiaba Manuelico, y cual si fuera un sombrero de copa, noche a noche, por su lengua florecían como conejos los más inimaginables caminos de la magia y la aventura . El libro entraría después, lleno de ilustraciones que sucumbieron cada vez que la abuela descuidó el costurero e, insumisos, alcanzábamos a manipular sus tan vedadas tijeras. Éramos una aldea que apenas alcanzaba para un solo cruce al arroyito que zumbaba por las noches mil tonadas de grillos y cocuyos. Cada historia concluía justo donde iniciaba la otra.

Y habría de llegar la escuela con su arsenal de tizas y creyones para desvelarnos la grafía de las palabras; íbamos hacia ella por los mismos trillos por donde se arreaba el ganado y entraban y salían los trabajadores con sus aperos y arneses. Y aunque Dolores con sus trastos y su entrega, no dominaba el fuego y sus fisuras como Manuelico, nos dotó de destrezas para nadar con tino en las turbias aguas del lenguaje y la memoria: aprendimos las letras y su topografía. Entonces fuimos a los libros, a beber de su savia, a volar.

Cuando llegó el primer libro, me interné entre sus páginas con desmedido encanto. Nacieron cientos y cientos de preguntas, tomaron cuerpo y se esparcieron las dudas y las descreencias; de un tirón, sin respirar, quise leerme entera la exigua Biblioteca Municipal e intenté devolver a sus antiguas páginas cada una de las litografías que antaño trasquilé de los anaqueles de mi hermano. ¿Fue acaso corretear de nuevo por los yaraguales llenos de guarapo y florecitas fucsia tras las mariposas amarillas? Confronté, consentí: leer era viajar un poco más allá del ancho mundo donde había llegado a lomo de la ya cansada yegua del viejo Manuelico.

Y entonces quise más y más.

El libro, sin lugar a dudas, fue la llave para abrirme una ventana a lo desconocido, novedoso. Quiroga, los Andersen, Mark Twain, Salgari, Perrault, Verne y ese inolvidable tomo de Las más bellas leyendas de la antigüedad clásica, de Gustav Schwab, me llevaron y me trajeron por furnias, pantanos, quebradas y senderos de palabras. Leí mi isla, mis contornos, preñados de leyendas y alzados sin camisa corrigiendo la historia a machetazo limpio: Bosch, Cestero, Roumain, Penson, Lacay Polanco, Rijo…

Y las palabras se quedaban allí, página tras página. Podía volver a ellas y encontrarles los mil y un significados; perderme en el armazón del libro, su forma, su peso, su grosor, su densidad. El libro tenía cuerpo, volumen y podía ponerlo y tomarlo de encima de la mesa; acomodarlo junto a otros en pequeños o grandes anaqueles; prestarlo, extraviarlo y recuperarlo, sin que jamás perdiera su contenido, se diluyera en el vacío: tenía vida y había sobrevivido desastres y hecatombes. Alguien me habló de Alejandría, de las llamas, del odio acérrimo de tiranos y patronos por el contenido y continente de los libros.

Y entonces llegué a Borges, Novalis, Flaubert, Goethe, Mallarmé y Calvino en su afán de infinito: escribir el libro absoluto que traspasara la inmensa llanura que es una misma en cualquier lugar de la tierra, del tiempo y de las lenguas. Y en esas andaduras, tropecé con Cortázar, García Ponce, Elizondo, Felisberto, Musil, Proust y el viejo de los Garmendia, administrando con mesura los signos y los símbolos convencionales de la lengua; dejando vida y piel en cada renglón, a toda página, y en cada libro que, a su vez, engendraba y procreaba cientos de cielos y universos.

Sé que hay un infierno. Vive en las palabras de Dante y nos asaetea con su presencia cotidiana en una realidad que, además de chata y monda, se empecina en imitar la fantasía. Y, como fuente de las palabras que se suceden y se suceden, desde dentro de sí mismo, el libro se reinventa, se cuestiona, se retroalimenta y da nueva vida a infinitas posibilidades del libro que, palabra en ristre se yergue airoso contra todo vaticinio apocalíptico, ni el fuego ni el desdén ni la apatía ni la sevicia ni el odio darán al traste con una de las herramientas más singulares de la humanidad. Su importancia no sólo radica en las horas de placer y de vuelo que nos brinda su lectura; el libro, desde sus primeros soportes en tablillas de arcilla o sobre las rocas, nos posibilita salvaguardar y propagar la historia, viabilizando de manera muy puntual y precisa, la comunicación en el sentido más amplio.

Cada etapa del desarrollo de la humanidad, con sus limitaciones y sus luces, amplía el abanico de posibilidades. Viniendo desde el papiro de los egipcios, pasando por el papel de los chinos y auxiliándose de la imprenta de tipos móviles de Gutemberg, el libro en soporte de papel que conocemos hasta hoy ha llenado sus cometidos: enseñarnos a pensar, hacernos libres .

Ni el hombre de las cavernas con sus figuras cuneiformes, ni Manuelico con aquella inmensa voz que nos dibujaba el mundo a mitad del siglo pasado, visualizaron jamás un soporte virtual para sus imágenes y sus palabras que no se almacenarían ni encima ni una detrás de la otra. El libro digital es una realidad de la era tecnológica que comenzó a tomar control de las cosas desde el momento mismo en que la casi subutilizada máquina de escribir se viste de obsolescencia, y se convierte en simple objeto coleccionable.

Y el Blogger, ¿no será acaso un descendiente lejano de Manuelico que nos visita puntualmente con toda su música de luciérnagas, fantasmas e imaginería suelta a toda cancha? Cambian los tiempos; cambian las formas y se acortan las distancias, y se es gato o se es liebre, simplemente. Tanto el libro físico, ese de variadas formas y tamaños, con el que hemos andado y desandado tantas leguas, en tantas lenguas y lenguajes, como el ingenioso engendro con el que nos seduce en estos días el amplio espectro de la red, son alas de un mismo pájaro: dulce y mansa agua para la misma sed de conocimientos y libertad.

De la misma manera que el nombre no es el hombre, el soporte no es el libro en sí. Hablo del libro que contiene ese texto o tejido con ese poco de neurosis necesario del que con tanta pasión y placer hablara Barthes; ese jaguar que nos consume en las llamas de su goce de entregarse o engullirnos es más fuego aún, llama ardiendo en las arenas del tiempo, coexistiendo, auxiliándose, confabulándose; engendrando nuevos tramos, nuevas vías y soportes, dotándonos de alas para abordar los retos, los páramos, las taras y las innovaciones con el placer lector que nos libera más allá del divino laberinto de los efectos y de las causas .~

Media Isla

http://mediaisla.net/revista



En: No Categorizado
Permaenlace: René Rodriguez Soriano/El Libro, ese singular universo
Comentarios: 0
Leído 1585 veces.



17.12.2010 GMT

Entre Nosoros poema Maritza Àlvarez Chile

Entre nosotros

Tú en tu espacio amado

tan cerca y tan lejos de mi

mientras la nieve lo inunda todo:

bosques, caminos, lagunas,

avecitas y hasta tu alma a veces

Y yo en el mío

tan ajena a tus quehaceres

tus rutinas y tu rostro

aunque alcanzo a conocer tus pensamientos

sumida en el calor de esta primavera

en este año tan peculiar

que ha envuelto de llantos a mi país

Nos unen los espacios de nuestras almas

las palabras que nos decimos

los besos que no nos damos realmente

Y el espacio entre nosotros rasguña de verbos

gime de caricias y esboza tímidamente

un dibujo en el aire, trazos de un techo

un ventanal

un jardín que cultivar

y un par de estrellas luminosas

en el cielo nuestro de cada día



En: No Categorizado
Permaenlace: Entre Nosoros poema Maritza Àlvarez Chile
Comentarios: 0
Leído 1732 veces.



16.12.2010 GMT

Había una vez una montaña/ Eloy Yague

/ Caracas Crónica / / eloi57@gmail.com

El viejo timoneaba la embarcación y el niño estaba sentado cerca de la proa mirando el paisaje. Estaban en el gran lago de agua salada. A lo lejos se veían los picos de una montaña pelada. No era la primera vez que iban a ese sitio. En el lago había muchas islas pero no tenían playas, eran de laderas escarpadas y áridas. No valía la pena quedarse allí, no había nada, ni plantas ni animales ni agua dulce. Eran lugares desolados, vestigios de una época clausurada. Un gran silencio lo dominaba todo. Sólo, de vez en cuando, se oía el rumor del oleaje.

En ese instante pasaban frente a dos torres grises que emergían del agua. Las paredes estaban llenas de algas y carcomidas por el salitre. Era un lugar peligroso y lo sabían. Por eso no se acercaban demasiado.

-Abuelo, ¿como cuánto miden esas torres?

-Ah, esas las llamaban Parque Central. Eran las torres más altas de la ciudad. Cada una de ellas medía más de cien metros.

-Entonces el agua debe cubrir, más o menos, cincuenta o sesenta metros.

-Así es -dijo el abuelo orgulloso de los avances de su nieto en matemáticas.

Al niño le gustaba oír las historias que le contaba su abuelo. Pero la que más le gustaba era la de la ciudad sumergida. Se la había contado muchas veces y se la sabía casi de memoria. Pero esta vez tampoco resistió la tentación.

-Abuelo, cuéntame la historia de la ciudad sumergida.

-¿Otra vez? Está bien. Había una vez una montaña muy alta que surgió de la lucha furiosa entre el agua y la tierra hace miles de años, entre los periodos paleozoico y precámbrico. Más que una montaña era toda una cadena montañosa. Cuando la tierra se estabilizó, la montaña quedó como un muro entre el mar y un valle sobre el que estamos navegando.

-Sí, se llamaba el valle de Caracas, ¿verdad?

-Así es. En épocas antiguas vivían unos indígenas llamados los toromaimas. Ellos tenían una leyenda según la cual ante una ola inmensa que caía sobre el valle le pidieron a su dios Guaraira que los protegiera.

-¿Era un tsunami, abuelo?

-Sí, una especie de tsunami.

-¿Cómo de cuantos metros, abuelo?

-Como de dos mil metros.

-Guao. Entonces, ¿qué pasó?

-Pues el dios Guaraira los escuchó y convirtió la ola en piedra y así fue que surgió esta gran cadena montañosa que desde ese momento fue refugio de muchos animales y plantas.

-¡Increíble!

-Sí. Por eso para los toromaimas esta montaña era sagrada. Era como un templo, un santuario y la llamaron Guaraira Repano, que significa varias cosas: Sierra Grande, o lugar de las dantas o "la ola que vino de lejos", para recordar el origen del cerro.

-¿Qué eran las dantas, abuelo?

-Unos animales grandes con trompas que vivían en la montaña y que para los toromaimas eran sagrados. También vivían venados, tigres, culebras, miles de pájaros de muchos colores que alegraban el valle con sus trinos.

-¿Y qué pasó después?

-Luego llegaron unos hombres blancos con barba que olían muy mal y lucharon contra los toromaimas. Pelearon y pelearon porque querían invadir las tierras de los indígenas. Pero finalmente ganaron los blancos porque tenían armas secretas que escupían fuego. Entonces, cuando vio que la guerra estaba perdida, un chamán, que era una especie de sacerdote, lanzó una maldición: Si el hombre blanco destruye la montaña sagrada, el dios Guaraira se encargará de aniquilarlo.

-¿Los blancos se quedaron en el valle?

-Así es. Entonces construyeron una ciudad pequeña porque no había mucho espacio, ya que era un valle de 20 kilómetros de largo por 4 de ancho.

-Sin hacer caso al chamán.

-No, los invasores no entendieron que este valle era un lugar sagrado, un templo, no un lugar para vivir. Pero se quedaron aquí por la codicia, porque aquí había oro.

-¿Ese metal amarillo?

-Sí. La ciudad fue creciendo, cada vez tenía más habitantes. Y el dios Guaraira les recordaba cada cierto tiempo que debían irse, mediante inundaciones, terremotos, y otros fenómenos naturales. Pero los invasores no querían irse. En cambio cada día llegaban más y más personas. Vivían en las calles, debajo de los puentes, en cualquier hueco disponible. Pero llegó un momento en que no hubo más espacio en la ciudad, había demasiados carros, demasiadas personas, no había agua, ni comida, ni electricidad ni vivienda para tanta gente. La ciudad se paralizó. Los carros quedaron abandonados en las calles y autopistas. Todo colapsó.

-Ah, ya sé, entonces decidieron irse a vivir a otro sitio.

-No, mijo. Entonces los gobernantes permitieron construir en el cerro. Pero nadie pudo controlar la invasión, la gente empezó a arrasar con todo, a talar árboles, con grandes máquinas amarillas rompieron las laderas para hacer carreteras, movimientos de tierras. Destruyeron todo, plantas, animales, quebradas. Invadieron toda la montaña pero ni aún así pudieron construir las casas que la gente necesitaba. La convirtieron en un desierto.

-Pero no entiendo, ¿no se daban cuenta de que en la montaña se producía el aire que respiraban, el agua que tomaban, la belleza que necesitaban para sentirse humanos? -dijo el niño con lágrimas en los ojos.

-No, mijo, no se daban cuenta, estaban ciegos. Hubieran podido mudar la ciudad, había mucho terreno, a los lados del río padre Orinoco. Ahí hubieran podido instalarse, con el agua cerca, y los grandes recursos a la mano. El gobierno pudo dar el ejemplo trasladando las oficinas públicas, construyendo muchas ciudades pequeñas que le hubieran dado trabajo a miles de personas.

-¿Entonces pasó la gran tragedia?

-Así es. El dios Guaraira, enfurecido por la soberbia y la ceguera de los humanos, cumplió la maldición: ocurrió un terrible terremoto, la montaña se partió en dos y el mar se metió en el valle. Todo ocurrió súbitamente. Nadie pudo escapar a la tragedia. Millones murieron ahogados. En minutos, todo lo que habían construido durante tantos años quedó sepultado bajo las aguas. Por eso hoy venimos a arrojar flores al agua, para recordar a todos aquellos que perecieron sin haber entendido las señales.



En: No Categorizado
Permaenlace: Había una vez una montaña/ Eloy Yague
Comentarios: 1
Leído 2099 veces.



15.12.2010 GMT

título rimbombante en la currícula---humor

Quién no tiene un rimbombante título hoy en día es porque no quiere. Aquí van algunas sugerencias para mejorar el impacto del "Curriculum Vitae":

Coordinador de Movimientos de Información Interna
(Celador)

Especialista en Logística y distribución de Documentos
(Mensajero)

Experta en Terapia Visual y Distracción Ocupacional
(Bailarina de streep-tease)

Coordinador Adjunto de Control de Admisiones y Salidas de personal
(Portero)

Coordinador Oficial de Movimiento Nocturno
(Vigilante)

Distribuidor externo de Recursos Humanos VIP
(Chofer de Taxi)

Especialista en Logística de Energía Combustible
(Despachador de Gasolinera)

Auxiliar de Servicios de Ingeniería Civil
(Albañil)

Enlace Externo Avanzado en Logística de Documentos
(Mensajero con Moto)

Consultor de Asuntos Generales y No Específicos
(Adivino, Brujo, Lector de Cartas)

Técnico de Marketing Dirigido
(Repartidor de Propaganda)

Especialista en Logística de Alimentos
(Camarero)

Experto en Clasificación y Acopio de Perecederos
(Verdulero - Vendedor de Verduras)

Abastecedor Cualificado de Sólidos y Líquidos en Lugares de Alta Concentración
(Vendedor de Cerveza y Chucherías en el Estadio)

Distribuidor Externo de Productos Importados de Alta Rotación
(Vendedor Ambulante)

Experta en Sexología y Terapia de Relaciones Personales
(Prostituta)

Experto en 'Freelance'
(Trabaja En Lo Que Sea)

Experto en Distribución de Música y Cinematografía
(Vendedor de Discos Piratas)


En: No Categorizado
Permaenlace: título rimbombante en la currícula---humor
Comentarios: 0
Leído 1010 veces.



12.12.2010 GMT

Paulina.....

EL niño de piel delicada

muestra entre susurros

una sonrisa

de sus pálidos labios

brota una oración

un lucero adorna su rostro

es a los ángeles

a quién les habla

en un murmullo de olas de mar

es marfil ebúrnero

de miradas glaucas

es una bebe

que enternece al hombre

es hombre y niño

y es un niño hombre

azul dentro del alma

suspiros entre sus labios

y la nombra, y la grita

paulina su nombre

el hombre la besa

la acaricia y ella

sonríe entre el calor de su cuerpo

hablando con ángeles y rocío

escarcha que viaja en el espácio

estrellitas de un milagro

milagro la niña, el niño

el amor.....

R. Patrizi

12/12/2010



En: No Categorizado
Permaenlace: Paulina.....
Comentarios: 0
Leído 1179 veces.



8.12.2010 GMT

Pintura y poema hayku / Gloria Ben{itez Argentina

Dejando el lago

magestuoso se eleva

tan solo un cisne.



En: No Categorizado
Permaenlace: Pintura y poema hayku / Gloria Ben{itez Argentina
Comentarios: 0
Leído 2115 veces.



7.12.2010 GMT

Tupásy ka`akupe ára / Guaraní/ Paragay

TUPÂSY KA'AKUPE ÁRA

DÍA DE LA VIRGEN DE KA'AKUPE

Péina ko ára guasuetépe, ha'éva Tupâsy Ka'akupe ára, jahecha ñane retâyguakuérape oguata javérô Ka'akupe gotyo. Mitâ, Mitârusu ha kakuaa, taha'e ha'éva, oho ome'êvo aguyje Tupâsýme. Oî ohóva ha'eño ha oî ohóva hapicha ndive; oî ohóva yvy rupi ha oî ohóva mba'yrúpe; oî ohóva hi'árape ha oî ohóva upe mboyve ha upe rire.

Taha'eha'eháicha, opavavete katuete oipykúi tape ha oho. Oky térâ ndokýiramo; haku térâ ro'ýrô. Mba'eve ndojokói ñande rapichakuérape.

Oî oñembojáva hendápe ñesûháme, oî ogueraháva ijati'y ári peteî kurusu. Opa umi mba'e ohechauka ñandéve mba'eichaitépa tuicha pe jerovia oîva Tupâsy Ka'akupére.

Cada año, desde hace muchísimo tiempo, los paraguayos acuden el 8 de diciembre, hasta la Ciudad de Ka'akupe a venerar a la Inmaculada Concepción, más conocida como la Virgen de Ka'akupe.

Sin lugar a dudas, se trata de la mayor festividad religiosa del Paraguay. Anualmente más de un millón de personas se congregan en la Basílica, ubicada en la Ciudad de Ka'akupe (distante 54 kilómetros de la Ciudad de Asunción, Capital del Paraguay). La gente procede de todo el país e incluso del exterior, a fin de pagar las promesas elevadas a la Virgencita Azul.

La celebración se inicia con el novenario, que se extiende hasta su día: el 8 de diciembre; y culmina con la octava. Durante ese tiempo, la Ciudad de Ka'akupe se llena de peregrinantes. En efecto, la tradición hace que cada año miles de personas lleguen peregrinando a pié hasta Ka'akupe. Algunos caminan desde Asunción, otros lo hacen desde Ypakarai o desde la cima del cerro ubicada en el kilómetro 48. Los que vienen del interior tienen la costumbre de caminar desde la Ciudad de Coronel Oviedo o desde el desvío a Pirivevúi. Muchos llegan en caravanas de carretas y otros en motos o bicicletas.

Los "promeseros" suelen vestirse con los colores de la virgen: ropa y gorro de color blanco y capa de color azul. Conviene destacar que las promesas incluyen de todo: algunos llegan de rodillas, desde varios kilómetros, hasta la imagen de la Virgen; otros, llegan con alguna carga sobre la cabeza (ladrillos o piedras); algunos lo hacen transportando una pesada cruz de madera. Todo vale a la hora de agradecer a la Virgen por los favores recibidos.

En todo el Paraguay, más de uno guarda en la memoria alguna anécdota de algún milagro de la Virgencita de Ka'akupe.

En las horas previas al 8 de diciembre, se suele realizar una serenata a la Virgen con la presencia de numerosos artistas. A partir de la medianoche, cada una hora, se suceden las misas (en Guarani y en castellano); siendo la de las 6 AM la denominada Misa Central.

Los peregrinantes, una vez "pagada" la promesa, suelen transladarse hasta el Tupâsy Ykua (el pozo de la Virgen), mítica naciente de agua fresca y bendita; donde a más de beber, los peregrinos se refrescan y llevan el Agua de la Virgen en algún recipiente.

Alrededor de la Basílica y en torno al Ykua abundan los puestos de venta de artesanías que son vendidas con la tradicional inscripción "Recuerdo de Ka'akupe". También, están las famosas "calesitas"; donde la gente se entretiene. En la plaza "Teniente Fariña" y en las veredas de la Basílica y del microcentro miles de personas, cansadas y con los piés llenos de "ampollas", se sientan, se recuestan y… duermen sobre los cómodos "piri".

TUPÂSY KA'AKUPE MOMBE'UPY - LA LEYENDA DE LA VIRGEN DE KA'AKUPE

Oikójekoraka'e Tovatîme peteî ñande ypykue hérava Hose, ojapóva opaichagua ta'ânga yvyrágui. Rasa jeko ikatupyry upe mba'épe. Ndaiporivoi hasaha. Oñemombe'u Franciscano-kuéra, oikóva upépe, omongaraihague chupe ha upehaguére Hose ojeroviaitereiha Hesukirito ha Tupâsýre.

Se cuenta que antiguamente, hacia 1.603 más o menos, en la reducción de Tovatî, ciudad del actual Departamento de Cordillera; vivía el indio José, quien era un destacado escultor. Las imágenes que esculpía en madera eran de incalculable belleza.

Peteî ára Hose osê oheka yvyra oikotevêtava hembiaporâ. Oguata jave ka'aguýre, oñandúsapy'a hyapúva ijerére… nimbora'e Guaikurukuéra, ndaha'éiva hesegua, ohecha hikuái Hosé pe ha oñemboja hese mbeguekatu kirirîme, ojukaségui ichupe. Hose oñandúvo chupekuéra ndaje tuichaiterei oñemondýi ha oñepyrû oñani ka'aguýre. Peichahágui ojuhu hapépe peteî yvyra kakuaa ha upéva kupépe jeko oñemi ha oñepyrû oñembo'e Tupâsý me. He'i chupe: "Néina che Sy Guasu, chepytyvômina ha asêramo ko'águi tekovére ajapóta ne ra'ânga kóva ko yvyra kakuaágui".

Un día, José salió y se dirigió a un monte cercano a fin de traer madera para realizar sus tallados. Mientras caminaba por un sendero, sintió en su entorno la presencia de los temibles indios Guaikuru. Asustado, José empezó a correr con todas sus fuerzas hasta que halló en su camino un enorme árbol. Como última opción de vida, él se escondió detrás y elevó una plegaria a la Inmaculada Concepción, hoy conocida como la Virgen de Ka'akupe. Le pidió su intercesión en ese momento difícil y desesperado y le prometió que si salía con vida de esa circunstancia, tallaría de ese árbol una hermosa imagen suya.

Upe jave ndaje Guaikurukuéra ohasa ijyke rupi ha jeko ndohechái ha noñandúi hikuái Hosépe. Uperire Hose osê yvyra kupégui ha ome'ê aguyje Tupâsýme; oho hógape ha oñepyrû hembiapo ohechakuaávo Tupâsy ñepytyvô. Hérape ojapo mokôi ta'ânga; peteî tuichavéva, ohejava'ekue Tovatîme; ha ambue michîvéva ojeguerahava'ekue Ka'akupépe ha ha'éva upe oñemomorâva ha oñemomba'eguasuvéva.

Al rato, los Guaikuru cruzaron por el sitio sin descubrir a José; quien, tras ese milagro, agradeció a la Virgen por la ayuda prestada. Cuando retornó a la reducción, José talló dos imágenes de la Virgencita. Una de ellas, la más grande, quedó en el pueblo de Tovatî; mientras que la otra, la más pequeña, fue llevada a Ka'akupe donde hasta hoy es venerada por el pueblo paraguayo de confesión católica.



En: No Categorizado
Permaenlace: Tupásy ka`akupe ára / Guaraní/ Paragay
Comentarios: 0
Leído 1889 veces.



6.12.2010 GMT

feliz navidad 2010

Paz

Amor

Unión
Alegrías
Esperanzas
Realizaciones
Respeto Armonía
Salud Solidaridad
Felicidad Humildad
Confraternización Pureza
Amistad Sabiduría Perdón
Igualdad Libertad Buena suerte
Sinceridad Cariño Fraternidad
Equilibrio Dignidad Bondad

Paciência Gratitud

Fuerza
Tenacidad Prosperidad Fuerza





En: No Categorizado
Permaenlace: feliz navidad 2010
Comentarios: 2
Leído 1013 veces.



5.12.2010 GMT

De la selva amazónica- Yanomami - Ye.Kuana y Piaroa



Nuestros hermanos de la selva, su música y costumbres.máscaras

trajes y artículos del quehcer diario...




En: No Categorizado
Permaenlace: De la selva amazónica- Yanomami - Ye.Kuana y Piaroa
Comentarios: 0
Leído 1820 veces.



Página 1 de 2. Total : 22 Artículos.

Rubén Patrizi

Venezuela, Venezuela

Las personas que adornan una esquina, dando colorido a su lucha diaria en su eterno vivir, para ellos,...

Mi perfil Completo


Buscar

 


atom



Blog Gratis para humanos.


vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos